Las bebidas calientes preferidas

Cuando bajan las  temperaturas, la energía disminuye y el sueño llega. Si el frío ataca antes de salir a trabajar o en plena jornada, entonces hay que hacer algo para calentarse y activar las energías.

Una buena chaqueta y una taza de bebida caliente es la fórmula ideal. Hay muchas clases de preparados calientes  para subir  la temperatura del cuerpo y sacudir la flojera, infusiones, atoles y las clásicas de siempre, café y chocolate.

Con sabor casero: infusiones y atoles

Las  infusiones para entrar en calor se preparan con  Plantas aromáticas, flores, cortezas,  semillas o tubérculos  que de manera individual o combinada, se ponen a hervir en agua suficiente. Se sirven  en pocillos y se endulzan con miel o en forma de tés. La variedad es infinita: Té de canela, de jengibre, de anís,  de manzanilla, de romero, de orégano, de malojillo, de toronjil y más. 

Los atoles calientes se preparan con leche y cereales que son llevados a cocción, endulzados y saborizados con esencias, especias y frutas. Alimenticios y reconfortantes así es el atol de avena, el atol de maíz tostado (fororo), el atol de trigo tostado (gofio), la cebada, el de arroz.

Las  imprescindibles: café y chocolate

Estas bebidas calientes son tan solicitadas en el mundo, que se han desarrollado tecnologías especiales para hacer su preparación sencilla y rápida. Cafeteras de alta gama y empacados  en porciones individuales y  son muestra de ello las cápsulas dolce gusto

El café es objeto de estudio por parte de expertos que se especializan en prepararlo, estos maestros del café se llaman baristas. Si se te antoja un café en casa con la textura y el sabor de uno profesional, puedes elegir entre las presentaciones de cápsulas dolce gusto. 

Todas son deliciosas, prepáralas  y así sabrás cuáles son tus favoritas entre  la  variedad que ofrece cápsulas dolce gusto.  En solo instantes, el aroma y el calor de un exquisito latte, expresso, capucchino, maciatto o el chocolate de las  cápsulas dolce gusto te llenarán de esa cálida sensación de bienestar que tanto buscas, en especial en esos días fríos.