Bondades del café para la salud

Flores, frutas, hojas, semillas y raíces han sido aliadas de la salud humana desde su aparición sobre la tierra. No por nada la sabiduría de las abuelas aconseja el uso de infusiones y cataplasmas hechas con plantas para aliviar molestias y sanar el cuerpo.

El café es una semilla que al ser tostada se pulveriza y se prepara como infusión, y si bien pareciera que solo se consume por hábito social, en charlas y reuniones, la verdad es que también tiene propiedades que resultan beneficiosas para el organismo.

La semilla de café: Una pequeña bomba de maravillas

Así podríamos definir cada uno de los granos de café.  Muchos desconocen que en el café contenido en cápsula Tassimo se encuentran más de 1000 elementos bioactivos, esto quiere decir minerales, lípidos y vitaminas que al ser consumidos por el organismo contribuyen a su reparación y recuperación.

Al consumir una taza de café, se introducen al cuerpo una cantidad de potentes antioxidantes y polifenoles que ayudan a contrarrestar el proceso degenerativo del cuerpo y retarda el envejecimiento celular porque se encargan de neutralizar los radicales libres que circulan por el organismo.

También son bien conocidas las propiedades antinflamatorias del café empacado en cápsula Tassimo,  que resulta beneficioso para personas con padecimientos del sistema cardiovascular.  También ayuda a contrarrestar la migraña y dolores de cabeza, por eso no puede faltar la cafeína en los fármacos creados para eliminar malestares de cefalea.

Café: el energizante predilecto de las mayorías

Otra de las cualidades más populares que tiene el café de cápsula Tassimo es su capacidad de energizar el organismo. Su consumo agudiza los reflejos y optimiza la lucidez mental, por eso es la bebida predilecta para madrugadores, trasnochadores y personas que se divierten o trabajan en exceso. 

El café preparado con cápsulas Tassimo incrementa la capacidad de contracción de los músculos por lo que es recomendable para actividades que requieren movimiento. El café también es beneficioso para el microbiota intestinal, ya que ayuda al fortalecimiento de las bacterias del cuerpo que procesan los nutrientes que llegan a los intestinos.